Triatlon de Logroño

¡Todos a cruzar la meta!

Lo que todo runner debería saber antes de querer ser triatleta

Lo primero y más obvio, una cosa es ser un corredor, y algo totalmente diferente es ser un triatleta. Puedes haber participado en una 5K, 10K, media maratón, una maratón completa, es una disciplina que comienza y se termina. No es ligual cuando tienes que correr esa misma distancia después de haber practicado natación y ciclismo.

Es realmente una prueba muy dura de habilidad y resistencia, y es mucho más difícil que una simple carrera.

Lo que todo runner debería saber antes de querer ser triatleta

Si quieres dar el paso al triatlón, lo mejor es pensar en un triatlón como un entrenamiento prolongado. La natación es el calentamiento, el ciclismo es una buena manera de secarte después del chapuzón y luego empiezas con la prueba de verdad, la carrera.

Pero no pienses que la natación es un calentamiento fácil y agradable. Muchos corredores piensan que nadar no puede ser tan difícil, ya que piensan en la diversión de chapotear en el agua cuando eran niños, y les evoca recuerdos felices. Pero la primera incursión en aguas abiertas aplastará todos y cada uno de esos felices recuerdos.

Nada puede prepararte para un primer nado en aguas abiertas, especialmente si toda tu formación ha sido nadar en una piscina con una franja azul en la parte inferior. No hay ninguna raya azul en el fondo del mar para mantenerte en línea recta. Te van a golpear, a dar patadas, etc. Finalmente te adaptarás al caos, y si eres un triatleta de verdad, te gustará.

El ciclismo no es mucho mejor. Lo primero que aprendes en los entrenamientos es que no sabes andar en bicicleta. Instintivamente machacas los pedales o intentas correr en la bicicleta. Pero es importante aprender cual es la mejor forma de utilizar un conjunto de músculos en la bici y otro en la carrera.

Además, está la lucha de mantener el equilibrio, cambiar de marchas en el momento preciso o mantener la posición correcta para no cansarte.

La frase "es como montar en bicicleta" simplifica demasiado el ciclismo. No es complicado, pero no resulta tan sencillo.

El triatlón es el gran nivelador atlético. No por ir primero en natación quiere decir que vayas a ganar, pues puedes perder tu posición en la bici. Y aunque vayas el último nadando, puedes sprintar y ganar. La clave es no ser arrogante. Que hayas ganado una 10K no es ninguna garantía de que te vaya a ir bien en un triatlón. No pretendas demostrar nada a los demás, compite por ti mismo.

Hay tantas variables en el triatlón, que aumentan la probabilidad de que algo pueda salir mal. El agua puede estar demasiado fría, se puede pinchar la rueda de la bici, te puede dar un calambre en el último kilómetro. Es algo normal.

Ve la carrera como una oportunidad de aprendizaje.