Triatlon de Logroño

¡Todos a cruzar la meta!

Qué hacer ante una lesión en carrera

Para muchas personas, el hecho de poder prepararse para participar en una carrera de atletismo les da una gran motivación con la que poder ir midiendo sus progresos en los entrenamientos. De esta forma se irá adquiriendo una mejor técnica y resistencia para así poder llegar al día de la competición en el mejor estado de forma y mental posible.

La carrera es el momento clave, la muestra de si realmente hemos sido efectivos en nuestros entrenamientos y si todo el esfuerzo que hemos hecho ha merecido la pena o no. Pero debemos ser conscientes de que en una carrera la exigencia es máxima y no podemos forzar nuestro cuerpo porque podríamos tener una lesión.

Qué hacer ante una lesión en carrera

¿Qué hacer cuando notamos una lesión?

Nadie está exento de sufrir una lesión, no solo en las carreras sino también en los entrenamientos. Por ello es necesario extremar las precauciones para que esto no suceda. Calentar, no forzar demasiado el cuerpo durante los entrenos y hacer estiramientos al final de cada uno es necesario, de esta forma evitaremos esas lesiones de las que os hablamos.

Es importante reconocer cuáles son las señales que nos va enviando nuestro cuerpo, que es el encargado de decirnos si debemos parar rápidamente o reducir el ritmo porque algo no va bien. Si no aprendemos a reconocer esos avisos o no les hacemos caso, es posible que la lesión pueda llegar a ser más grave de lo que hubiéramos pensado.

Si nos lesionamos, lo único que podemos hacer es dejar de entrenar, ir al médico y seguir todas sus indicaciones para recuperarnos cuanto antes y de la mejor manera posible.

¿Qué ocurre si nos lesionamos en plena carrera?

Si aun habiendo tomado las precauciones para evitar lesiones, comenzamos la prueba y nos lesionamos, debemos ser consecuentes y sinceros con nosotros mismos. Está bien que llevemos tiempo preparándonos para la prueba y que queramos llegar a la meta, pero si no podemos seguir, no debemos forzar al cuerpo.

Es nuestra responsabilidad seguir adelante o no, siempre dependiendo de qué clase de dolor sea y dónde está localizado así como el tiempo que queda de carrera, lo que puede hacer que con un poco de esfuerzo se pueda acabar.

Lo más sensato es no arriesgarse y no tomar la lesión como un fracaso sino como parte de un proceso de aprendizaje, algo que nos dará experiencia para seguir adelante y probar suerte en otra ocasión.

Recuerda, tú y sólo tú eres responsable de seguir o no seguir cuando se produce una lesión. Debes tener presente que si te lesionas y decides continuar, lo que en principio es un pinchazo puede convertirse en algo más doloroso y te llevará más tiempo para su recuperación.